Informe d'Emili Beüt
Castelló de Xàtiva > Onomàstica > El nom de la vila > El nombre...
 
El nombre de Castelló...
Emili Beüt i Belenguer
 anys 1980
Nota introductòria: El següent informe és la transcripció de dos fulls escrits a màquina i signats per Emili Beüt i Belenguer, llavors president de Lo Rat Penat. Han estat àmpliament difosos a través de fotocòpies i no sé on es troba l'original. . [Francesc Xavier Martí]
 

El nombre de Castelló para designar la población que actualmente lleva el de Villanueva de Castellón data probablemente desde su fundación, aunque en realidad no se tienen noticias exactas de cuando tuvo lugar esta. Pero de todas formas Castelló es el más antiguo conocido, ya que en la "Crónica" o "Llibre dels feyts" de Jaime I consta al referirse a la conquista de Xàtiva por aquel monarca.

Castelló era un poblado que dependía de la jurisdicción del castillo de Xàtiva cuando este lo ocupaban los musulmanes; de él se apoderó el monarca cristiano antes que pudo hacerlo de la fortaleza. Es más: la ocupación del poblado sirvió de incentivo para lograr la rendición de quienes resistían en aquella fuerte alcazaba.

Castelló, pues, ha de servir de base para restablecer el topónimo que corresponde a la hoy llamada oficialmente Villanueva de Castellón. porque Castelló sin apéndices de ninguna clase, Castelló estrictamente, fué durante bastante tiempo el nombre del poblado. Más adelante, y con el fin de evitar confusiones con otros Castelló existentes en el Reino de Valencia,  se designó a este que nos ocupa, como Castelló de Xàtiva, indicando así también su dependencia de aquella ciudad en esos tiempos.

El topónimo estuvo vigente hasta 1587, año en que con fecha 3 de octubre, un Privilegio del rey Felipe II dispuso que Castelló se desmembrara de Xàtiva, independizándose y convirtiéndose en Villa Real, con las preeminencias correspondientes a tal categoría, y quedando adscrita a la Corona e integrada en el Real Patrimonio.

Aceptando los "Capítols" formulados y propuestos por el Síndico de Castelló, el monarca dispuso que la población se llamase desde entonces La Vila Nova de Castelló, exponiendo el Síndico: "per diferenciarlo de la vila de Castelló de la Plana", y remarcando que no se pudiese nombrar de ninguna manera Castelló de Xàtiva. Pero se da el caso curioso de que en el contenido del propio Privilegio se le menciona reiteradamente como Castelló estrictamente.

Esta circunstancia, bien como Castelló o Castellón, se repite a través de los tiempos en numerosas ocasiones en diversos documentos posteriores, entre los cuales, y como una pequeña muestra, figuran: En la Memoria de los trabajos para la construcción de La Real Acequia, en 1591; en los "Capítols" de la Acequia, de 12 de febrero de 1605; en los trabajos del proyecto y del comienzo de construcción de la Acequia, en 1606; en la concesión del título de Real a la Acequia solicitado por el Consell al rey, en 6 de febrero de 1622, dándole el monarca el nombre de Cequia Real Nova de Castelló; en la "Instrucción y método que deben observar los Justicias de los pueblos del Reyno de Valencia para la composición de los caminos reales y particulares", publicada en 1764; en un escrito de 13 de agosto de 1789 sobre el deslindado y amojonado del término; y otros muchos más que se encuentran en el Archivo Municipal de la villa y que figuran en la erudita "Historia de Villanueva de Castellón", escrita por el Cronista Oficial D. José Martí Soro.

Puede entenderse que el consignar en el Privilegio de 1587 lo de la Vila Nova, fue más bien una fórmula para expresar que se trataba de una "Villa nueva", porque antes no era villa.

Poco después de estrenado el nuevo nombre, en 1594, consta como Castellón de la Villanueva en un Privilegio del mismo Felipe II relativo al convento de San Vicente Ferrer, de los Padres Dominicos, denominación también transcrita en un libro en que se menciona dicho convento.

Cavanilles en su famosa obra "Observaciones sobre 1a Historia Natural, Geografía, Agricultura, población y frutos del Reino de Valencia", publicada en 1795-1797, a1 tratar de Villanueva de Castelló inicia la descripción utilizando este nombre, pero después consigna repetidas veces Castelló sin apéndice alguno, como igualmente hace al tratar de la acequia (pags. 201 y 2O2 del Vol. I).

Hubo también un periodo en que se designó como Castellón de Carcagente, porque con motivo del triunfo de Felipe V en la guerra de Sucesión, este rey en 30 de agosto de 1708 convirtió a Castelló en "Aldea y Subordinada de la Villa de Carcagente", y en consecuencia perdió su autonomía y jurisdicción , circunstancias que recuperó por Decreto de 20 de agosto de 1735 - en el que constaba como "Villa de Castellón" -, cuatro años después de que así se había convenido mediante el pago de 400 doblones de oro.

Y no faltó, aun en el siglo XVIII, en 1754, en una Certificación de Alcaldes y Regidores, consignar "Castellón de San Felipe", nombre este último impuesto a Xàtiva por Felipe V, y a pesar que había pasado más de siglo y medio que Castelló había obtenido su independencia municipal.

En resumen, que a través de los siglos ha prevalecido el nombre de Castelló, primero que la población tuvo históricamente. Los añadidos han sido transitorios, a excepción del último, Villa Nueva o Villanueva, que permanece, en parte con la aquiescencia de los castellonenses, aunque lo empleen limitadamente. Pero no obstante tanto los habitantes de la villa como los de la comarca, y aun los de poblaciones más alejadas, generalmente le llamaron siempre, y continúan llamándole "Castelló" tan solo.

No hay duda, en consecuencia, que debe restablecerse el auténtico topónimo que es Castelló, y por las mismas razones que ya se alegaron en 1587, o sea diferenciarlo de otras poblaciones que usen la misma denominación sola o con aditamentos, agregarle "de la Ribera", que además de que evitará la confusión, lo creemos como el más adecuado complemento. Designando "Castelló de la Ribera" a la villa opinamos le puede dar categoría, porque ostentar como sobrenombre el apelativo de una comarca valenciana de gran importancia, lo consideramos interesante y excelente:

La Ribera creemos que más que una comarca es una región, porque tanto su amplitud territorial, como por su bien acusada personalidad, excede de los límites de una comarca. La Ribera es una región valenciana, cuyo nombre ha traspasado el ámbito regnícola. Ha de ser un honor, además de una realidad, titularse "CASTELLÓ DE LA RIBERA".

 

Emili Beüt i Belenguer

President de Lo Rat Penat

 

Actualitzada: dijous, 31 / maig / 2007

© Copyright 2001 Francesc Xavier Martí Juan, All Rights Reserved 
Comments or Problems to
xamarju@eresmas.com